Documenting climate change - with a drone

Business & Financial News, U.S & International Breaking News

Posicionamiento: Fondos reducen exposición alcista en materias primas.

tasas de forex de la unión occidental bangalore tasas de cambio en vivo sudáfrica contabilizando ifrs de opciones sobre acciones perdidas x forex trade en formresume.ga Intercambio forex kcb Octa forex indonesia Mr opciones binarias Estos anuncios pueden ofrecer un retorno alto, oportunidades de inversión en forex de bajo riesgo o incluso oportunidades de empleo en mercado cambiario con remuneraciones altas. Tasas forex en línea Opciones trading juegos en línea El rollover involucra el intercambio de formresume.ga

Navegación de entradas

 · Un frenesí de coberturas cortas en el trigo CBT y KCB ayudó a reducir las apuestas bajistas en los cultivos por lotes. El trigo subió apenas antes del 2 de mayo ya que una tormenta de nieve al final del invierno aumentó las preocupaciones sobre el daño de los cultivos de invierno mientras que retrasó aún más la siembra del formresume.ga

Documenting climate change - with a drone. Facebook to drop on-site support for political campaigns. Banks were first to fall in decade of lost trust. How Trump is changing the balance of appeals courts.

Alison Frankel examines how Trump appointees are already making a mark Trump chips away at liberal appeals court majorities. Caterpillar leans on old playbook to cope with Trump tariffs. Cruz to take on Senate challenger O'Rourke in Texas-sized debate. Dissected new iPhones reveal Intel, Micron, Toshiba parts. Switzerland tries to stem blockchain exodus by improving access to banks. Fashion world split over digital supermodels. Index Last Chg Gold 1, Photos of the week.

White House expresses optimism on China trade; no date for more talks. World markets themes for the week ahead. Vatican defends upcoming China deal against 'drastic' critics. Farage-themed condoms a hit among UK eurosceptics. Justice Department may delay meeting on possible social media bias: Google defends Gmail data sharing, gives few details on violations. Trump delays release of Russia probe documents. At Las Vegas rally, Trump backs Kavanaugh, treads carefully around accusations.

White House pledges to step up cyber offense on hackers. Si ofrecen rentabilidades su p erio re s, todos se ap resuran a ven d er sus bonos y a ad qu irir los de 5,5.

Es el tipo que los in verso re s podían ganar al colocar sus fondos en obligaciones sem ejan te s, y no en ésta. Precio m enor a 1 0 5: El precio del titulo MS sería 1. A m edida que los tipos de in te ré s de m ercado cam b ian, lo m ism o sucede con el precio de las obligaciones. Si el tipo de in te ré s de m ercado es in fe rio r al tipo fijo del bono, el bono se vende por encim a del valo r nom inal.

Si el tipo de in te ré s de m ercado es igual al tipo fijo del bono, el bono se vende por su valor nom inal. Si el tipo de in te ré s de m ercado es su p erio r al tipo fijo del bono, el bono se vende por debajo del valo r nom inal. A modo de conclusión, direm os que los in versores en obligaciones desean que el in terés de m ercado este por debajo del in te ré s del bono, ya que su titulo se revaloriza. Si el precio de 1. Dinero que le pagan al año: Usted paga 1 2 3 Tasa de Rentabilidad 1.

Si el precio de m ercado del bono a 3 años es de 1. Rentabilidad actual Pagos an uales de Los cupones divididos por el Pero la rentabilidad total depende tanto de los ingresos por in te re se s como de las ganancias o pérdidas de capital. Ten em o s una pérdida de capital de Obligación. Se dice que las obligaciones con precio su p erio r a su valo r nom inal se venden con prima y los in verso res afrontan pérdidas de capital d uran te la vida de las m ism as.

La rentabilidad de estos bonos es siem p re in ferio r a su rentabilidad actual. Las obligaciones con precios in ferio res a su valo r nom inal se venden con descuento y los in verso res se benefician con ganancias de capital durante la vida de las m ism as. La rentabilidad de estos bonos es m ayor que la rentabilidad actu al: Se Rentabilidad al denom ina rentabilidad al vencim iento a la rentabilidad calculada teniendo en cuenta tanto la rentabilidad actual como los vencim iento cam bios del precio de los bonos, y constituye la respuesta a la siguiente Tipo de Interés al cual el pregunta: N ecesitam os e n co ntrar la rentabilidad al ve n cim ie n to , ó tasa de d escuento r que calculam os con esta ecuación: Si calculam os con pagos se m e strale s introduciendo estos datos en la calculadora fin a n c ie ra: Una m anera m ejor de an ualizar sería calcular con in te rés com puesto.

Cuando in vertim o s en bonos, recibim os pagos reg ulares de cupones. La tasa de rentabilidad es: La tasa de rentabilidad se puede calcular para cu alq uier período, y se basa en el ingreso actual y la ganancia ó la pérdida de capital sobre el bono d uran te ese período. A nuestro bono le faltan 3 años hasta el ve n cim ie n to , y se vende hoy a 1.

Al caer los tipos de in teré s, el precio del bono aum entó al igual que la rentabilidad al ven cim iento. Existe relación entre la rentabilidad al ven cim iento y la tasa de rentabilidad d uran te un período en esp ecial. Cuando los tipos de in te ré s no cam bian, el precio de los bonos varía con el tiem p o, de modo que la rentabilidad total es igual a la rentabilidad al ven cim ien to.

Los precios de la prim a y el d escuento R ecorrido del bono se aproxim an al valo r. Riesgo de los precios de Los in verso res esperan que los tipos de in terés de m ercado los bonos, que se debe a caigan, para que el precio de sus bonos au m en te.

Si suben el precio del las flu ctuacio n es de los bono baja. Pero no todos los bonos resultan afectad os de igual modo por los cam bios de los tipos de in te ré s.

V er figura 6. Los venden al valo r nom inal precios de las prim a y de los bonos con d escuento se aproxim an lo su ficien te al valo r nom inal a m edida que se acerca su fecha de 0 ven cim iento. G en eralm en te es así, aunque a veces los bonos a largo plazo ofrecen ren dim ien tos m enores.

En la curva de rentabilidad de la Figura 6. Incluso cuando la curva de rentabilidad es c re cie n te , los in verso res pueden rechazar los bonos a largo plazo por dos razones: Si a los in verso res no les satisfacen las flu ctuacio n es de los precios, in vierten sus fondos en bonos corto plazo, a m enos que los bonos a largo plazo les proporcionen una rentabilidad su p erio r al ve n cim ien to.

Los tipos pueden se r lo bastante elevados com o para com p ensar la baja rentabilidad del bono a 1 año. Rentabilidad de las letras, pagarés y bonos. Los tipos de interés reales dependen de la tasa de in flación. Los flujos de caja reales de los TIPS son fijo s, pero los flujos de caja nom inales los in tereses y el principal aum entan tal com o lo hace el índice de precios al consum o. Sus flujos de caja reales son: Cuando el te m o r a la inflación es grande como a principios de en el Reino Unido, el tipo de in te ré s nom inal era su p e rio r al tipo real casi en 7 puntos po rcentu ales.

En la prim avera de , con un m enor tem o r a la in flación , el tipo de in te ré s nom inal en el Reino Unido es m enos de 3 puntos po rcentuales su perior al tipo real. La línea su p erio r rep resenta la rentabilidad de los bonos nom inales a largo plazo.

Sin em bargo, existe cierta probabilidad de que las em presas sufran problem as fin an c ie ro s, y que no paguen sus bonos ó paguen m enos de lo prom etido. Las em presas para com p ensar este riesgo de im pago, ofrecen Prima de fallido Rentabilidad adicional de un bono que exigen los in verso res para a cep tar el riesgo del créd ito. La d iferencia entre la rentabilidad de un bono corp orativo y el de un bono del Tesoro con el mism o cupón y ven cim iento se denom ina prima de fallido. Luego vienen los bonos Aa doble A , los Baa, y a sí en ad elante.

Obligaciones de inversión cualificada: Es raro que los bonos de alta calificación incurran en im pago. M enos de 1 de cada mil bonos trip le después de A lo 10 han años hecho desde su em isión. Sin em bargo, cuando las obligaciones no pagan, los efectos pueden se r m uy co n sid erab les. M uy alta probabilidad de pagar los in te reses y el principal. Alta capacidad de pago, pero con cierta vu lnerab ilid ad a los cam bios de las circun stan cias.

Capacidad adecuada de pago; m ayor vu lnerab ilid ad a los cam bios de las circun stan cias económ icas. Probabilidad de que los pagos de in tere ses y de principal sean cu estion ab les durante largos periodos. Pueden haber incurrido en impago o corren riesgo in m inente de ello.

Pocas perspectivas de pago de los in tereses o del principal de la deuda. Hace m uchos años, Bad Bet Inc. Prom eten pagos fijos nom inales de cupón todos los años hasta el ven cim ie n to , en cuyo m om ento tam bién prom eten d evolver el valo r nom inal. Pero el diseño de los bonos de em presa presenta grandes varie d ad e s.

A hora verem o s algunas de las clases de obligaciones corp orativas que puede e n co ntrar: No hay pagos regulares de cupón, sino que se em iten a precios in fe rio re s al valo r nom inal, y la rentabilidad proviene de la d iferencia entre el precio de com pra y el pago del valo r nom inal al ven cim iento. Pueden cam b iarse por una cantidad específica de acciones o rd in arias. Com o estos bonos ofrecen la oportunidad de particip ar en cu alq uier apreciación de las acciones de la firm a, los in verso res aceptan tipos de in terés in fe rio re s.

Los em iso re s siem pre tratan de in ven tar nuevos tipos de bonos, he aq uí un par de ejem p lo s poco usuales y raros: La m ayoría esp eram os te n e r una vida larga.

Pero la longevidad puede suponer un problem a para los fondos de pensiones que se com prom eten a pagar una determ in ada sum a cada año hasta el fallecim iento. Por ello, los fondos de pensiones valoran la oportunidad de protegerse a sí m ism os fre n te al in crem en to de la esperanza de vid a. Los pagos de cada año del bono son m ayores si la m ayoría de la población sobrevive años e xtra.

Los bonos son deudas a largo plazo de un gobierno o una empresa. Cuando usted posee un bono, recibe un pago fijo de intereses por año hasta el vencimiento del bono. Este pago se denomina cupón. El tip o del cupón es el pago de cupón anual expresado como fracción del va lo r nom inal del bono. Al vencimiento del bono, se paga su valor nominal. En los Estados Unidos, casi todos los bonos tienen un valor nominal de 1.

La ren tab ilid ad actu al es el pago anual del cupón expresado como fracción del precio del bono. Los pagos de los bonos su rentabilidad al vencim iento? Dado que los valores varían inversam ente? El riesgo de crédito implica que la rentabilidad prometida al vencimiento del bono es superior que el rendimiento esperado.

La rentabilidad adicional que los inversores exigen para aceptar el riesgo de crédito se denomina prim a de impago. La clasificación crediticia de los bonos mide su riesgo de crédito. Las ve n tas de las nuevas acciones de las firm as se realizan en el m ercado prim ario. Las em presas que ya han em itido acciones tam bién pueden ob tener dinero por medio de nuevas em ision es.

Las ve n tas de las nuevas acciones de estas firm as tam bién son m ercado prim ario, y se denom inan em isio n es con cotizació n previa. Las acciones pueden con stituir in versio n es arriesg adas. Las grandes em presas hacen que sus titulas coticen en la Bolsa para que los accionistas puedan negociarlas entre si.

La Bolsa es un m ercado de acciones de segunda m ano, mercados secundarios. El NYSE es un ejem plo de m ercad o de su b a sta s. El Nasdaq, funcio na como m ercad o de in term ed ia rio s. La m ayoría de las grandes Bolsas se organizan com o m ercados de subastas2 Sin em bargo, el su bastador en estas Bolsas no es un esp ecialista, sino un ord enador que une las m ejores o fe rtas de com pra ven ta de acciones Cómo Leer las Cotizaciones de la Bolsa La Figura 7.

Los in verso res aceptan una rentabilidad de cero m ien tras tengan esp eranzas de lograr dividendos fu tu ro s y de que haya aum entos del precio de las acciones. El ratio precio-beneficio PER de Heinz se ha fijado en Este ratio indica la relación entre el precio de las acciones y el beneficio por acción. El ratio PER es un instru m en to esencial para los analistas de m ercado. Las negociaciones de m enos de acciones se denom inan p e q u eñ o s lotes. Todos los trim e stre s, Heinz publica un balance que m uestra el valo r de los activos y los pasivos de la em presa.

En el balance sim plificad o se puede o b servar que en octubre de , el valo r contable de los activos de Heinz era de Los pasivos de Heinz alcanzaban los 8. La diferencia entre el valor de los activos y los pasivos era de 2,2 billones ap ro xim ad am en te. Éste era el valor contable del capital propio de la em presa.

El valo r de las acciones sea igual al valo r de liquidación por acción, esto es, la cantidad que una em presa puede conseguir si ven diera todos sus activos en m ercados secu nd arios y pagase tod as sus deudas. Pero tam poco es así. A m enudo, se atribuye la d iferencia que existe entre el valo r actual de una em presa y su valo r contable o de liquidación al valo r de la em presa en fun cio nam ie nto , que se relaciona con tres facto re s: A d iferencia del valo r de m ercado, ni el contable ni el de liquidación tratan a la em presa como si estu viera en actividad.

El v a lo r co n ta b le recoge 10 que la em presa ha pagado por sus activos, m enos una deducción por am ortizació n.

No refleja el verd ad ero valo r de las em presas. El v a lo r de liquidación es el dinero que la em presa podría ob tener si ven d iera todos sus activos y pagara todas sus deudas.

No refleja el valo r de una em presa con éxito en pleno fun cio nam iento. Esto depende de la capacidad de generar ganancias que tienen los activos de hoy y la rentabilidad esperada de las in version es fu tu ra s. Por lo g eneral, los in verso res esperan recibir algo de am bos.

Suponga que P0 es el precio actual de una acción, que P j es el precio esperado a un año, y que D IV j es el dividendo esperado por acción.

Nunca confunda el resultado real con el resultado esperado. Tam bién se puede e xplicar el valo r de las acciones de acuerdo con las previsiones de los in ve rso re s sobre los dividendos y los precios y la rentabilidad esperada que ofrecen otras acciones de riesgo e q uivalen te.

Los in ve rso re s ven derían las acciones y las su stitu irían por otras. Durante ese proceso, se verían obligados a red ucir los precios de las acciones. Si Po fuera in fe rio r, las acciones o frecerían una tasa su p e rio r a la de otros títulos con riesgo se m e jan te. En cualq uier m om ento, todos los títulos con el mism o riesgo tienen un precio tal que ofrecen la m ism a tasa de rentabilidad esp erada. Ésta es la cara cte rística fun dam en tal de los precios en los m ercados que funcionan bien.

El M odelo de Descuento de Dividendos Podem os exp resar el valo r de una acción como el valo r actual de todos los dividendos que la em presa tiene previsto pagar a sus accionistas sin referim os al precio futu ro de los títu lo s. Éste es el m odelo de d escuento de dividendos: La m ayor parte del valo r de las em p resas sólidas proviene de los dividendos que pagan durante el espacio de vida laboral de una persona. Podem os rem itim os tanto hacia el futu ro como deseem os.

Suponga que sim bolizam os nuestra fecha horizonte con H. La fórm u la para va lo rar la acción seria: Ind epen dientem en te del horizonte de in versió n , el valo r de las acciones es el m ism o.

M irar el ejem plo 7. No podría cre ce r, porque no podría re in v e rtir. Sólo hay que dividir el pago anual al contado por la tasa de descuento. La tasa de d escuento es la rentabilidad que exigen los in ve rso re s a otros títulos con el mismo riesgo: Dado que nuestra em presa paga todos sus beneficios com o dividendos, éstos y los beneficios son la m ism a cosa, y por eso tam bién podríam os calcular el valo r de las acciones con la fó rm u la: El M odelo de Descuento de Dividendos con Crecim iento Constante El m odelo de descuento de dividendos exige predecir los dividendos de todos los años fu tu ro s, lo que plantea el problem a de las acciones con un período de vida po tencialm en te in fin ito.

P resen tarem o s otra sim p lificació n. Suponga que los dividendos previstos aum entan a una tasa constante en el fu tu ro. En este caso, en lugar de predecir una cantidad indefinida de dividendos podem os predecir so lam ente el dividendo siguiente y la tasa de crecim ien to de los dividendos. La sum a es igual a: O bserve que el prim er dividendo se supone con ven cim iento al final del prim er periodo, y se descuenta para todo el periodo.

R ecuerde que éste pronostica una tasa g de crecim ien to constante de los dividendos fu tu ro s y de los precios de las acciones. Esto significa predecir g anancias de capital iguales a un g por ciento al año. La tasa de rentabilidad que se exige no es exclusiva de ninguna otra em p re sa, sino que la fija el m ercado de acciones ord in arias para todo el m undo.

Dados DIV1 y g, los in versores fijan el precio adecuado de modo que la em presa ofrezca una tasa adecuada de rentabilidad r. El crecim iento de algunas in d ustrias m aduras es razon ablem ente estab le, y el modelo de crecim ien to constante es una razonablem ente buena ap roxim ación. En estos casos, este m odelo se puede in ve rtir para deducir la tasa de rentabilidad que esperan los inve rsores.

En estos casos no podem os u tilizar el m odelo de d escuento de dividendos con crecim ien to co n stan te. Sin em bargo, fije el ho rizon te de inversión Año H al periodo futu ro en el que espera que el crecim iento de la em presa se estab ilice. Calcule el valo r actual de los dividendos desde ahora hasta el año h orizonte. Pronostique el valo r de las acciones en ese año y d escuéntelo para obtener el valo r actu al.

VA de los dividendos desde el año 1 VA del precio de las hasta el año de horizonte H acciones a partir del horizonte H El valo r en el horizonte es denom inado v a lo r term inal. A la in versa, com pran acciones de renta sobre todo por los dividendos al contado que g eneran. Si una com pañía obtiene una rentabilidad constante de su capital y tiene un ratio constante de reinversión de beneficios, entonces: El resto del precio de las acciones es el valo r actual neto de las in version es fu tu ras que se espera la em presa.

En ese caso, el crecim ien to esperado de sus dividendos tam bién sería in ferio r: Si la em presa no rein virtie ra sus g anancias, el valo r de sus acciones se d erivaría de la corrien te de beneficios de los activos e xiste n te s: P ronosticar flujos de caja y d e te rm in ar una tasa de d escuento apropiada requiere habilidad y ju icio. Un PER alto sugiere que los in verso res opinan que la em presa tiene buenas oportunidades de crecim ien to.

Una em presa que no tenga beneficios d uran te un periodo d eterm inado ten dría un PER infinito. Hem os explicado cómo se valoran las acciones ord in arias. Lam entam os d esilusion arlo. Por ejem p lo , la Figura 7. En algunos años, este tipo de fondos tuvo gran éxito, pero que en la m ayor parte de los casos sucedió lo co n trario.

El índice de m ercado tiene una rentabilidad su p erio r a la rentabilidad m edia de los fondos de inversión en 23 de los34 años. Suponga que todos los anos, a partir de , usted ha invertido sum as id énticas en cada uno de los fondos que Fo rb es incluye en su lista. En ese caso, solo había logrado resultados su p erio res a los de m ercado en 5 de los 16 años seguidos que han pasado desde aquella fe cha, y su rentabilidad prom edio anual estría un 1 por ciento por debajo de la rentabilidad del m ercado.

A nte estos hechos, m uchos grandes in versores han dejado de buscar rentabilidades su p erio res para sus in ve rsio n e s, y en lugar de ello se lim itan a com p rar y m antenerse en el m ercado. A ho ra, los fondos de inversión corp orativos in vierten mis de un cuarto de su capital al índice del m ercado. Exam inem os dos m aneras en que se puede in te n tar hacerlo. Estos in verso res se denom inan an alistas técnicos. Por ejem p lo , se puede tra ta r de sacar provecho com prando acciones cuando com ienzan a au m e n tar de precio y ven diénd olas cuando su precio com ienza a cae r.

Lam en tab lem ente, lo que ocurre es que estas reglas sim ples no funcionan bien. Los econom istas especializados en finanzas y los estad ísticos que han estudiado los m ovim ientos de los precios de Bolsa han llegado a la conclusión de que no nos en riq uecerem o s buscando m odelos coh eren tes en los cam bios de los precios. Esto parece ser verd ad , in d epen dientem en te de que se considere al m ercado en su totalidad o las acciones por sep arad o. Parece que los precios se m ueven al azar y que tienen igual probabilidad de o fre ce r ren tabilidades m ayores 0 m enores cualq uier día, in dep en d ie n tem en te de lo que haya S u ced id o en los días a n terio re s.

En otras palabras, los precios parecen seguir un paseo aleatorio. Mes pasado Mes actual Mes proximo Tiempo El curso ascendente del m ercado com enzó el m es pasado, cuando el índice era de 1.

Solo dejaran de hacerlo cuando las acciones alcancen un precio ju sto. Así, en cuanto los in verso res ad vierten la existen cia de un ciclo, lo elim inan in m ed iatam en te con sus in tercam b io s. A estos in verso res se los denom ina analistas fundam entales. Suponga que estudia cuid ado sam ente la prensa fin anciera y com pra una acción cuando las noticias sobre la em presa son buenas.

Con esto, q uieren d ecir que existe una intensa com petencia para en co ntrar acciones in fravalo rad as. De este m odo, cuando se publica nueva in form ación, los in verso res se apresuran a ap ro vech arla, y por eso mism o elim inan todas las op ortunidades de lograr beneficios.

Los in verso res profesionales expresan la m ism a idea cuando dicen que en W all S tre e t no hay nada gratis. La expresión eficien cia dé b il sostien e que los precios de m ercado reflejan toda la inform ación que contienen los precios históricos.

La e ficien cia in term edia 0 se m ifu e rte sostien e que los precios de m ercado no sólo reflejan la inform ación que contienen los precios an te rio re s, sino toda la inform ación de que dispone el publico. La eficien cia fu e rte sostien e que los precios de m ercado incluyen toda la inform ación disponible. Considerem os dos ejem plos. El Enigma del Anuncio de Beneficios En un m ercado e ficie n te , el precio de las acciones de las em presas debería reaccion ar al in stante ante el anuncio de que han obtenido beneficios inesp eradam ente buenos 0 m alos.

El prom edio de los que tienen la suerte de ad quirir acciones obtiene tam bién g anancias de cap ital. Pero los investigadores han descubierto que estas p rim eras g anancias se con vierten pronto en perdidas.

Todavía no se han logrado e xplicar estos resultados sobre las anom alías a largo plazo. No sabem os si se trata de excepciones im p o rtan tes de la teoría de la eficiencia del m ercado, o una coincidencia debida a los esfuerzo s de m uchos investigadores para d escub rir m odelos in te re sa n te s en los datos.

Tam b ién puede haber otras explicaciones. Las Finanzas del Com portam iento Los in verso res en acciones tecnológicas d isfrutaron de un extrao rd in ario aum ento de su valo r durante la década de El índice del m ercado Nasdaq, vinculado con los valores de alta tecnolog ía, aum ento un por ciento desde com ienzos de hasta m arzo de Ninguna teoría pareció capaz de e xplicar los precios que los in verso res estaban d ispuestos a pagar.

Hay quienes piensan que hay que buscar la respuesta de estas preguntas en la psicología del com p ortam iento. Las personas no som os racion ales d uran te todo el tiem p o. Esto se percibe en dos aspectos m uy am plios: Los psicólogos han observado que cuando las personas tom an decisiones arriesg adas, tem en sobre todo su frir pérdidas, aunque sean pequeñas. Para evitar esta desagradable posibilidad, las personas tienden a e vitar las acciones que pueden a carre arle s pérdidas.

Si después su fren pérdidas pequeñas, al m enos tienen el consuela de haberse beneficiado a lo largo del año. C reencias so b re las po sib ilid a d es. Los psicólogos han d escubierto que al ju zgar los acon tecim ien tos fu tu ro s, las personas suelen recordar 10 que ha sucedido en periodos recientes, suponiendo que en el futuro puede ocu rrir algo se m ejan te. Por cada ganador, ha de haber un perdedor. G eneralm ente, las acciones de las grandes em presas se negocian en la financieras de los periódicos?

Los listados de acciones de Bolsa contienen la rentabilidad por dividendo, el precio de las acciones y el volum en de negocio En general, los accionistas esperan obtener 1 dividendos al contado y 2 ganancias o pérdidas de capital. A diferencia de los pagos fijo s de in tereses que las e m presas prom eten a los titu la re s de bonos, los dividendos que pagan a los accionistas dependen de la m archa de la em p resa.

La rentabilidad que los inversores esperan de cu alq uier acción es la m ism a rentabilidad que exigen al resto de las acciones su jetas al mismo riesgo. El valo r actual de una acción es igual al valo r actual de los dividendos fu tu ro s previstos y el precio futu ro de las acciones, em pleando la rentabilidad como tasa de d escuen to.

Si la fecha horizonte es lejana, nos lim itam os a decir que el precio de las acciones equivale al valor actual de todos los dividendos futuros por acción.

Éste es el modelo de descuento de dividendos. La mercado forma eficiente débil tiene m antiene que tres los precios hoy reflejan toda la información que contiene la serie histórica de precios de las acciones.

En este caso, es im posible lograr rentabilidades superiores con sólo observar los precios pasados de las acciones. La forma semifuerte de la teoría m antiene que los precios reflejan toda la información que se publica, de modo que es imposible rentabilidades superiores sostenidas conseguir leyendo los periódicos, observando las cuentas anuales de las em presas, etc.

La forma fuerte m antiene que los precios de las acciones incluyen toda la inform ación disponible. En este caso, lo m ejor que se puede hacer es suponer que los títulos tienen un precio justo.

Para calcular el valo r actu al, descontam os el pago futu ro esperado por la tasa de rentabilidad que ofrecen las alte rn a tiva s com p arab les de in versió n. La tasa de rentabilidad que ofrecen las alte rn a tiva s com p arab les de in versió n. La tasa de d escuento se suele llam ar coste de oportunidad del capital, porque es la rentabilidad a la que se renuncia para in ve rtir en el proyecto. El valo r actual se obtiene restando la inversión inicial n ecesaria al valo r actual neto de los flujos de caja del proyecto.

Cuando se n ecesita elegir en tre proyectos m u tuam ente exclu yen tes, la regla de decisión es sim p le: Se calcula el valo r actual neto de cada alte rn a tiva , y se elige la alte rn a tiva con el valo r actual neto positivo m ayor, por su pu esto, necesitam os com p arar a lte rn a tiva s sim ilare s. Así siem pre que las em presas in vierten en esta clase de proyectos, trab ajan a favo r de sus accionistas. En esta época, casi tod as las grandes em presas calculan el VAN de los proyectos de in versió n , pero cuando los d irectivos tom an decisiones de in versió n , tam bién suelen te n e r en cuenta otros crite rio s, com o e xam in ar el plazo de recuperación y su tasa in tern a de rentabilidad.

El plazo de recuperación es sólo un índice poco preciso del valo r de las in version es. Pero si se em plea ad ecuad am en te, la tasa interna de rentabilidad conduce a to m ar las m ism as decisiones que el valo r actual. Es la cantidad de tiem po que debe tra n scu rrir para recu p erar la inversión original. El criterio del plazo de recuperación m antiene que deben acep tarse los proyectos si su plazo de recuperación es m enor que un período de referen cia específico.

Para em plear este criterio , las em presas deben fija r un período de referen cia apropiado. El principal atractivo de este criterio es su sen cillez. Las decisiones de inversión exigen discusiones y negociaciones entre personas de todos los secto res de las em p resas, y es im p ortan te d isp oner de una m edida que todos com p rend an. En lugar de calcular el valo r actual neto de los proyectos, a menudo las em presas prefieren preguntarse si su rentabilidad es su p erio r o in ferio r al coste de oportunidad del cap ital.

Esto nos sugiere dos criterio s para decidir si realizam os o no un proyecto de inve rsión: Hay que in ve rtir en todo proyecto con VAN positivo si sus flu jo s de caja se descuentan al coste de oportunidad del capital. Hay que in vertir en todo proyecto que ofrezca una tasa de rentabilidad su p erio r al coste de oportunidad del capital.

Am bas reglas fijan el m ism o criterio de re fe re n cia. Las in versio n es que rozan este punto, y que tienen un VAN de cero , tam bién tienen una tasa de rentabilidad e xactam en te igual al coste de capital.

Coes el tiem po 0 del flujo de caja correspon dien te a la inversión inicial y es negativo. El crite rio de la tasa de rentabilidad nos indica que acep tem os los proyectos cuando la tasa de rentabilidad supera el coste de oportunidad del cap ital. La concordancia norm al que se observa entre los criterio s del valo r actual neto y de la tasa in tern a de rentabilidad no debe so rp ren d ern o s.

Am bos son m étodos de flujos de caja descontados para elegir entre vario s proyectos. La TIR del proyecto mide solam ente la rentabilidad de éste. Es una tasa interna de rentabilidad, puesto que sólo depende de los flujos de caja del propio proyecto. El coste de oportunidad del capital es la norma que se usa para decidir si se acepta o no el proyecto. Es igual a la rentabilidad que ofrecen las inversiones con riesgo equivalente en el m ercado de capitales. Pero en ocasiones la com paración de proyectos utilizando el VAN puede se r difícil.

T re s d ecisiones im p o rtan tes, pero a menudo d esafian tes: Aquí, la inversión com pite con in versio n es fu tu ras posibles.

El criterio de decisión sobre el m om ento de inversión consiste en elegir la fecha de inversión que ofrezca el m ayor valor actual neto hoy. A quí, la decisión actual aceleraría una inversión po sterio r para ren o var la m aq uinaria. Las em presas m axim izan la riqueza de sus accionistas cuando aceptan todos los proyectos con el valo r actual neto positivo.

Pero esto supone que las em presas disponen de los fondos n ecesarios para pagar esas in versio n es, esp ecialm ente cuando se trata de grandes firm as capaces de conseguir elevado s cap itales en poco tiem p o, por lo que deben racionar el capital: Lím ite que se fija a los fondos disponibles para realizar in versio n es.

M uchas em p resas im ponen restriccio nes de capital "b lan d as", que no son im p uestas por los accionistas, sino por los d irectivos.

Una respuesta algo tosca a este problem a es racionar la cantidad de capital que gasta la em presa. A veces, se usa el crite rio del índice de rentabilidad para ord enar proyectos, incluso cuando no hay racion am ien to del cap ital, ni débil ni fu e rte. El índice de rentabilidad fue pensado para seleccio n ar los proyectos con el m ayor VAN por dólar gastado. Ése es el objetivo adecuado cuando los dólares son escasos.

I etids a rechazar san nolivo los proyectos cuiaderos, Inversión inicial. Por inversiones y cóm o calcula? Las em presas m axim izan la riqueza de los accionistas cuando aceptan sólo y todos los proyectos con VAN positivo. G eneralm ente se define la rentabilidad cuando se em plea esa tasa? A eso se lo denom ina tasa interna de rentabilidad, o TIR.

Los proyectos son atractivos si la TIR supera el coste de oportunidad del capital. El criterio de la tasa interna de rentabilidad tien e algunos d efecto s.

El crite rio del valo r actu al neto y el de la ta sa de ren tab ilid ad reflejan a d ecu ad am en te el va lo r del d inero en el tie m p o. Pero a veces las em p resas em plean n orm as em p íricas para ju zg a r los proyectos. El criterio de la recu p eració n no tie n e en cu enta los flu jo s de caja q ue se ob tien en re cu p e ra ció n , d espués ni d escuen ta del plazo los flu jo s de de caja d entro de e se p eríod o.

Se opta en tre estas dos corrientes sobre proyectos excluyentes: Esta medida se denom ina índice de elegir cuando los entre proyectos fondos son rentabilidad. El problem a se divide en 4 pasos: Previsión de los flu jo s de caja del proyecto. Los proyectos se em prenden cuando tienen un VAN positivo. El objetivo de los estados contables consiste en d em o strar si la em presa funciona bien o no.

No tom a en consideración los flujos de caja. Cuando los co ntables calculen los beneficios del año, no deducen los gastos de cap ital, sino que los am ortizan en varios años.

Los contables am ortizan el gasto inicial en 2 años. Cuando calculam os el VAN, hay que recon ocer los gastos de inversión cuando se presentan, y no luego cuando se am ortizan. El presupuesto de capital debe basarse en el flujo de te so re ría, no en los beneficios.

Los contables tratan de re fle jar los beneficios cuando se logran, y no cuando los clientes se presentan para pagar las factu ras. El valo r actual de los proyectos depende de los flujos de caja a d icion ales que produce.

En un proyecto, prim ero se piensan los flujos de caja de la em presa. Luego se prevén los flujos de caja que se producirían si no se realizara el proyecto. La d iferencia no da los flujos de caja extra o in crem e n tó les del proyecto: Las cosas que hay que hacer son: A m enudo, los nuevos productos perjudican las ve n tas de los an te rio re s, pero pueden favo re cer los negocios ya existen tes de las em p resas.

Para predecir un flujo de caja in cre m e n tal, hay que in corp orar todos los efectos d erivados que produciría la aceptación del proyecto.

Una venta de m otores de aviones asegura durante 15 años una ven ta de piezas de repuesto. Los coste irre cu p e rab les perm anecen se acepte o no el proyecto. Por tan to , no afectan al VAN del proyecto. El coste de oportunidad es el beneficio o flujo de caja al que se renuncia com o resultado de una acción.

Por ejem p lo , una em presa quiere e m p rend er un nuevo proceso de producción en unos te rre n o s propios que valen 1 El coste de oportunidad es el valo r del terren o al que se renuncia a ven d er para em prend er el nuevo proyecto.

Los costes de oportunidad son iguales al flujo de caja que se podría conseguir vendiend o el te rre n o ahora, y en co nsecuencia, son flujos de caja relevan tes para la evaluación del proyecto.

Tam bién llam ado Capital Circulante N eto. Es la d iferencia en tre el Activo Circulante m enos el Pasivo a corto plazo. Los activos circulan tes son la te so re ría, las cuentas a cobrar y las existen cias de m aterias prim as y productos te rm in ad o s. El pasivo a corto plazo son las cu entas a pagar, los pagarés y las reten cion es. La m ayoría de los proyectos necesitan una inversión en capital circulan te por ejem plo para la com pra inicial de existen cias de m aterias prim as o para com p ensar los retrasos en los pagos.

No se deben caer en los siguientes e rro re s: A lq uileres, calefacción o energía eléctrica son gastos g enerales que los contables asignan a los costes de proyectos.

En la estim ación de una inversión d ebem os in cluir sólo los gastos extra que im pone el proyecto. El tipo de in terés real resulta de dividir el tipo de in te ré s nom inal por la tasa de in flación.

No se deben m ezclar ni igualar las cantid ad es reales y nom inales. D escontar flujos de caja reales a una tasa nom inal constituye un grave erro r. Cuando se d esin vierte se venden los activos fijos ten em os flujos de caja positivos. V eam os los tre s com p onentes: Estos gastos son flujos de caja negativos. Las in version es en capital circulan te rep resentan un flujo de caja negativo. Al final del proyecto las existen cias se agotan y las factu ras se cobran.

Las in version es de la em presa en capital circulan te se reducen a medida que se convierten en te so re ría. En g eneral, los a u m en to s de capital circulan te son in versio n es y, por lo tan to , son flujos de caja n eg a tivo s; las reducciones de capital circulan te constituyen flujos de caja positivos.

El flujo de caja se mide por el cam bio de capital circu lan te , no por el nivel de ese capital. D ólares que entran m enos dólares que salen. Aunque la deducción por am ortización no es una salida de caja, afecta a los beneficios netos, y en con secu encia, a los im puestos pagados, que s í son elem entos de caja.

Calcule los flujos de caja increm éntales del proyecto, esto es, la diferencia que existe entre los flujos de caja con el proyecto y sin el proyecto. Estos gastos pueden no reflejar los efectos increm éntales que el proyecto tiene en estos costes. Si estim a los flujos de caja en térm inos nom inales incluyendo los efectos de la inflación futu ra , em plee la tasa de descuento nom inal.

Descuente el flujo de caja real a una tasa real. Esto separa la decisión de inversión de la decisión de financiación.

Tam b ién debe in corp orar las variaciones del capital circu lan te, así como m on etarios, com o la los gastos no am o rtizació n. Sin las em bargo, al red ucir los beneficios im ponibles, empresas, y qué influencia tiene reduce los im puestos. Esta reducción de im puestos se d enom ina ahorro fiscal por am ortización. El esto en el valor del proyecto? Esto in crem en ta el valo r actual del ahorro fisca l. Cuando el capital c ircu lan te se agota, se libera te so re ría de modo que el flu jo de caja se in crem en ta.

Introducción La tasa de rentabilidad que los accionistas esperan ob tener si in vierten en títu lo s de igual riesgo se denom ina coste de cap ital, de m anera que si en contram os títu lo s con el m ism o riesgo que el proyecto y luego calculam os la rentabilidad que se espera ob tener de ellos, conocerem os el coste de capital del proyecto. Ejercicio de autoevaluación 1 0. Suponga que com pra una obligación por 1. Suponga que la tasa de inflación es del 4 por ciento.

Los índices de M ercado Dado la gran cantidad de acciones disponibles para elegir, no se pude hacer un seg uim iento de todos los títu lo s, por lo que los analistas fin anciero s utilizan índices de m ercad o, que resum en la rentabilidad de d istintas clases de acciones. Por ejem plo, la bolsa de Nueva Y ork negocia unas 3.

Dow Jones Industrial Average D o w. Creado en , es una carte ra hipotética form ad a por una acción de las 30 g randes em presas, por lo que no es rep resentativo del rendim iento de la totalidad de los títu lo s al con sid erar solo a 30 em p resas y no te n e r en cuenta el volum en prom edio de las acciones existen tes de cada em presa al to m ar solo una acción de cada una de ellas.

Los A ntecedentes Históricos La rentabilidad histórica de los índices de los m ercados de acciones o de obligaciones proporciona una idea del com p ortam iento de las d ife re n tes in version es.

Cuando suben los tipos, el valo r de los bonos se reduce, y cuando baja, el valo r del los bonos aum enta. De los tre s grupos existe n te s, las acciones, son el que m ayor riesgo tien e ya que no hay ninguna seguridad de que se vaya a recu p erar el dinero. Trium p h o fth e O ptim ist: Los in verso res que aceptaron el riesgo de la inversión en acciones ord in arias recibieron una rentabilidad extra por encim a de la rentabilidad de las Letras del Te so ro , que se denom ina prima de riesgo.

Staunton, Triumph ot Irte Optimista: Este coste es la rentabilidad a la que renuncian los accionistas al in vertir en el proyecto y no en otras alte rn a tiva s con riesgo com p arab le. Por ello las em p resas deben m ejo rar o igualar al m enos la rentabilidad obtenida por títulos del mism o riesgo. Una m anera de calcular esta rentabilidad consiste en to m ar la rentabilidad actual de las Letras del Tesoro y añadirle la prim a de riesgo m edia que figura en la Tabla 1 0.

Ejercicio de autoevaluación La prim a de riesgo de las acciones es la rentabilidad m edia que supera a la de las Letras del Tesoro. Maní , y M. Tmmpti o f tho Octsm'sts: El riesgo que corresponde a las acciones ord in arias se puede com probar en la am plia dispersión de los resu ltados, m ien tras que los histogram as correspon dien tes a los Bonos y las Letras del Tesoro m uestras que las rentabilidades m uy altas o m uy bajas son m ucho m enos com unes. Para conocer una m edición num érica de la dispersión se utilizan m edidas com unes como la varianza y la desviación típica.

Se lanzan dos m onedas al aire. La colum na 2 ilustra la dispersión de las rentabilidades, pero para poder prom ediarla es necesario u tilizar la varian za. Dado que la desviación típica es la raíz cuadrada de la varian za, tam bién es una m edida natural del riesgo.

Si no existiera riesgo, la desviación típica sería nula, porque en ese caso no habría d esviaciones del resultado esperado. Medición de las V ariaciones de la Rentabilidad de las Acciones Cuando se calcula la dispersión de los resultados posibles de las in version es en bolsa, suponem os que la dispersión de las ren tabilidades del pasado con stituye un indicador razonable de lo que puede o cu rrir en el fu tu ro , por lo que se calcula da desviación típica de las rentabilidades pasadas.

Por su pu esto, no existen razones para pensar que la variabilidad del m ercado deba m an ten er el mismo nivel durante m uchos años. E jercicio de autoevaluación 1 0. Calcular Varianza y D esviación típica. Boeing 33,8 para títulos individuales Tabla 1 0. Heinz 21,8 típicas de algunas acciones Pfizer 20,4 ord in arias, ExxonM obil 15,7 Tab la Esto es debido a que la d iversificación reduce la variab ilid ad.

La diversificación de la cartera funcio na bien porque los precios de las d ife re n tes acciones no se com portan exactam en te igual. La diversificación funcio na m ejor cuando las rentabilidades tienen una correlación negativa, es d ecir, cuando una m archa bien, la otra m archa m al. V end er paraguas es un negocio arriesg ado ; se vende m uchísim o en cuando llueve, pero poco d uran te una ola de calor.

Pero la volatilidad puede ser una m édica equívoca de riesgo de un título que form e parte una cartera. Suponiendo que existan tre s escenarios de la econom ía: Esto se pude co n firm ar revisando la varianza y la rentabilidad m edia, calculadas en la tabla Tasa de fracción de la Tasa de fracción de la Tasa de rentabilidad cartera del rentabilidad cartera del rentabilidad del de la p rim er tipo de del p rim er tipo segundo tipo segundo tipo de cartera acción de acción de acción acción Con los datos de la tabla Las acciones de oro son activos de riesgo negativo que com pensan las variacio n es del rendim iento de las acciones auto m o vilísticas, puesto que su relación in versa estabiliza la rentabilidad, como se puede ve r en la tabla El riesgo in crem en tal no depende solo de la volatilidad de la acción.

Si la rentabilidad no sigue e stre ch am e n te los m ovim ientos del resto de la cartera, esas acciones reducen la volatilidad de la rentabilidad de la cartera: El riesgo g eneral de la cartea se puede m edir por la volatilidad de las rentabilidades, esto es, la varianza o d esviación típica.

Pero a los in ve rso re s que poseen una cartera solo les in teresa com o cada título afecta al riesgo de toda la c arte ra. El riesgo de m ercado se debe a los peligros m acro económ icos que am enazan a todas las em presas.

O -j "O 3 Riesgo propio Q Riesgo de mercado 1. Algunos Riesgos Parecen Im portantes y Peligrosos pero en Realidad son Diversificables Los d irectivos fin anciero s afrontan los riesgos de m anera cercana y personal. Deben to m ar decisiones sobre ve rd ad e ras in ve rsio n e s, y si se eq uivocan, arriesgan su carrea profesional, sus bonificaciones o incluso su puesto de trab ajo. Sin em bargo, la inversión puede no parecer arriesgada para un in verso r que puede vo lve r sob re su decisión y com b inarla con una cartera d iversificad a con otro s m uchos activos o títulos.

Pocos de nosotros ten em o s dinero su ficien te para aseg urar a nuestros vecin o s, incluso si las posibilidades de incendio son m uy bajas. Los seguros parecen se r un negocio arriesg ado , si consid eram os las pólizas aislad am e n te , pero las grandes em presas de seg uro s, que em iten m illones de pólizas, sólo les in teresa la m edia de pérdidas, que se puede predecir con total e xactitu d.

Se tratan de facto res m acroeconóm icos tale s com o los cam bios de tipos de in terés, la producción in d u stria, la in flación , los tipos de cam bio y el precio de los carb u ran te s. Si los riesgos m acroeconóm icos se vuelven favo ra b le s, los precios de las acciones suben y los in ve rso re s g anan, cuando las variab les caen , los in verso re s pierden.

Los sig uientes se cto re s se resienten de una su stan cial exposición a los riesgos "m acro " y a los riesgos de m ercado: En los periodos de recesión los viaje s de negocios d ism inu yen, los particu lares prescinden de las vacacio n es, por lo que la in d ustria aérea se halla su jeta a los cam bios de ciclo económ ico. Las dos in d ustrias siguientes sufren m enso exposición a los facto res "m acro ": Las em presas que venden artículos de consum o, com o cere ales, h arin a, disfrutan de una dem anda relativam ente estab le d urante las buenas y m alas épocas.

La dem anda eléctrica su fre variacio n es en los ciclos económ ico s, pero m ucho m enos que la dem anda de viaje s en avión o m aq uinaria. Es Posible M edir el Riesgo Podem os m ed ir el riesgo de una em presa individual exam inando la fluctuación de sus precios en bolsa, pero las carte ras d iversificad as no se preocupan del riesgo m icroeconóm ico particu lar de cada em presa, sino del riesgo del m ercado.

Si la cartera de m ercado, com p uesta por todas las acciones que se negocia, sube en un m es, concluim os que el efecto neto de la actualidad m acroeconóm ica es positivo. No se consid era aislad am en te los títu lo s, porque los riesgos que parecen cuando nos aten em os a una sola em p resa, son a m enudo d iversificab les, m edim os por tan to la sensibilidad de cada tipo de acción a las flu ctuacio n es de m ercado.

Si la prima de riesgo histórica es un buen índice del futu ro, podemos calcular la rentabilidad esperada del mercado actual sum ando esa prima de riesgo esperada del 7,6 por ciento al tipo de interés actual de las Letras del Tesoro. Éste sería el coste de oportunidad del capital de un proyecto de riesgo medio, esto es, uno que tenga el mismo riesgo que una acción ordinaria.

En m edia, la desviación cartera típica de de las rentabilidades acciones ordinarias de una ha sido aproxim adam ente del 20 por ciento anual. Dado que los distintos tipos de acciones no tienen com portam iento idéntico, gran parte entre de m uchas ese es posible un diversificar riesgo. Al distribuir la cartera inversiones, se reduce el riesgo general de nuestra posición. El riesgo que se puede elim inar por la diversificación se denom ina riesgo propio.

Estos riesgos m acroeconóm icos se combinan y crean el riesgo de mercado, esto es, el de que todo el mercado se d errum b e. No todas las acciones tienen el mismo riesgo. En otras palabras, a los inversores no debe preocuparles mucho el riesgo que pueden diversificar, sino el que no pu eden sensibilidad diversificar.

Por tan to , podem os estim ar el efecto de los grandes acon tecim ien tos observando la tasa de rentabilidad de una cartera de m ercado que contenga todo tipo de títu lo s. Si el m ercado sube, el influjo de los cam bios m acroeconóm icos debe se r positivo. El com p ortam iento del m ercado sólo refleja los aspectos m acro económ icos.

Los acon tecim ien tos de em presas d eterm in adas los riesgos propios , desaparecen cuando consid eram os el com p ortam iento conjunto de m iles de em presas y de títulos. La cartera de m ercado debería co n tener todos los activos de la econom ía m undial, acciones, bonos, títulos e xtran je ro s, activos in m ob iliarios, etc. N ecesitam os d efinir y m edir el riesgo de las acciones ord in arias in d ividu ales.

Esta sensibilidad se denom ina beta de las acciones 5. De carteras d iversificad as, in teresa sab er el efecto que cada título tiene en la totalidad de la carte ra. La d iversificación puede elim in ar el riesgo propio de las acciones in d ividuales, pero no el riesgo del m ercado. A lgunas acciones resultan m enos afectad as que otras por las flu ctuacio n e s del m ercado. Las acciones pueden se r: Buenas cuando el m ercado tiend e a subir.

Buenas para prevenir bajadas. En m ercados a la baja, lo m ejor es no te n e r ninguna acción. La beta media de todas las acciones es exactam ente de 1,0.

La beta es la pendiente de la línea que dibuje. Cada punto de la im agen, m uestra la rentabilidad de las acciones de am azon y la del índice de m ercado en m eses d ife re n tes. Las acciones de A m azon. Dibujando la línea, que m ejor se ajusta a los puntos de la fig ura. La pendiente de esta es de 2 ,4 9. Su beta fue de 2, A veces, Am azon baja m ien tras el m ercado sube, y viceve rsa.

La pendiente de la línea que m ejor se ajusta a los puntos es 0 ,4 1 , por lo que son acciones d efen sivas con beta 0 ,4 1. No son dem asiado sensib les a los m ovim ientos del m ercad o, y se com portan peor cuando el m ercado sube, y m ejor ó no tan m al, cuando cae.

Una cartera de dos clases de acciones, ten dría la beta sigu ien te: Una cartera bien d iversificad a com puesta ínteg ram ente por acciones con betas de 2 ,49, seguiría teniendo una beta de 2 ,4 9, pero la m ayor parte del riesgo específico de las acciones individuales quedaría d iversificad o. El riesgo del m ercado p ersistiría y esta cartera term in aría siendo 2,49 veces tan variab le como el m ercado. Una cartera bien d iversificad a con acciones con beta baja, como las de Exxon M obile, con betas de 0 ,4 1 , casi no tiene riesgo propio o esp ecífico, y se halla relativam en te a salvo de los m ovim ientos del m ercado.

Por su pu esto, de m edia, las acciones tienen una beta de 1. Todas las carteras bien d iversificad as, que contienen toda clase de acciones, con una beta m edia de 1,0 tienen la m isma variabilidad que el índice del m ercado. Las rentabilidades de estas carte ras, vu elven a los propietarios de los fondos en proporción a su participación. Si el fondo no tu viera riesgo esp ecífico, su cartera habría sido 0 ,7 4 veces tan variab le com o la cartera de m ercado. El resultado es que la variabilidad del fondo es algo su p erio r a 0 ,7 4 veces la del m ercado.

La línea se ajusta casi e xactam e n te. Q uienes in vierten en este fondo com pran acciones de la totalidad del m ercado y no tienen que preocup arse en modo alguno del riesgo específico. Su beta es cero. Por este riesgo, los in ve rso re s exigen una rentabilidad su p erio r a la de las Letras del T eso ro. Para calcular la tasa de rentabilidad esperada que los in verso re s exigen a una acción, o a una cartera con beta 0 ,5. Hallam os la d iferencia entre la rentabilidad esperada del m ercado rm y la tasa de las letras del Te so ro , rf.

Esta es la prim a de riesgo esperada del m ercado: Esta conclusión se d enom ina m odelo de valoración de activos fin anciero s, o CAPM. La interp retación del CAPM es sen cilla: Las tasas de rentabilidad esp eradas que exigen los in ve rso re s dependen de dos cosas: Esto es lógico en el m ercado fin an ciero , donde la negociación esta dom inada por grandes in stitucion es, y en el que, incluso, los pequeños participan tes pueden d ive rsificarse con bajo coste. O frece un m odelo para otras in versio n es.

Así, la línea del m ercado de títulos fija la prim a de riesgo que se exige a cualq uier in versión: Cuando in vierte en títulos arriesg ado s, espera una rentabilidad e xtra , ó prim a de riesgo. El CAM P m antiene que esta prim a de riesgo es igual a la prim a de riesgo del m ercado m ultiplicada por la beta. Existen pocas dudas de que el CAPM es dem asiado sen cillo y que no refleja todo lo que ocu rre en el m ercado fin anciero. El valo r de m ercado ha proporcionado m ayores ren tabilidades a largo plazo que el crecim iento de las acciones.

Facebook to drop on-site support for political campaigns

En caso co n trario , es n ecesario el cam bio de cultura e m p resarial.

Closed On:

Se advierte que algunas inversiones pueden ser muy especulativas y por lo tanto generar beneficios y también pérdidas, siendo recomendable contar con un asesoramiento profesional adecuado.

Copyright © 2015 formresume.ga

Powered By http://formresume.ga/